Archivo de etiquetas| Fuerza Vital

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 14

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 14

Peyotito

TODO LO QUE SIEMPRE QUISO SABER SOBRE ENERGÍA PERO TENIA MIEDO DE PREGUNTAR

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Cuando llegue con don Juan, estaba cogido a muerte; había terminado con mi energía de esa manera. Ya no estoy mas en el mundo, no de esa manera; los brujos usan esa clase de energía para volar, o para cambiar. Fornicar es nuestro acto más importante, energéticamente. Veras, hemos dispersado a nuestros mejores generales pero no intentamos llamarlos de vuelta; perdemos por default. Por eso es tan importante recapitular tu vida.

La recapitulación separa nuestro compromiso con el orden social de nuestra fuerza vital. Los dos no son inextricables. Una vez que fui capaz de sustraer el ser social de mi energía nativa, pude ver claramente: yo no era tan “sexy.” En ocasiones hablo con grupos de psiquiatras. Quieren saber acerca del orgasmo. Cuando estas ahí afuera volando en las inmensidades, no das un carajo por la “Gran O.” La mayoría de nosotros somos frígidos; toda esta sensualidad es masturbación mental. Somos “cogidas aburridas” -sin energía al momento de ser concebidos. Ya sea que seamos los primogénitos y los padres no sabían como hacerlo, o los últimos en nacer y ya no tenían interés alguno. Estamos jodidos de cualquier manera. Somos simplemente carne biológica con malos hábitos y sin energía. somos criaturas aburridas, pero en vez de eso decimos, “Estoy tan aburrido.”

Fornicar es mucho mas dañino para la mujer – los hombres son zánganos. El universo es femenino. Las mujeres tienen acceso total, ellas ya están ahí. Es solo que están tan estúpidamente socializadas. Las mujeres son portentosas voladoras; ellas poseen un segundo cerebro, un órgano que pueden usar para un vuelo inimaginable. Ellas usan su útero para soñar. ¿Tenemos que dejar de fornicar? Los hombres preguntan eso a Florinda. Ella les dice “¡Adelante! ¡Metan sus pititos donde quieran¡” ¡Oh, ella es una bruja horrible! Ella es peor con las mujeres -las diosas de fin de semana que pintan sus pezones y van a retiros. Les dice “Si, ustedes están de diosas. ¿Pero que hacen cuando llegan a casa? ¡Se las cogen, como esclavas! ¡Los hombres dejan gusanos luminosos en sus úteros!” ¡Una bruja verdaderamente terrible!

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Anuncios

¿PORQUÉ MEDITAR?

Parte 2

La Meditación Taoísta

La meditación taoísta es un poco diferente de los otros y diversos tipos de meditación oriental. Por un lado, no sólo trabaja con la mente, aunque sea uno de los componentes de la meditación taoísta. No es sólo una práctica de relajación, aunque también desempeña esa función. No es simplemente una búsqueda de un estado de consciencia superior sino que busca equilibrar cuerpo, mente y espíritu en un todo unificado. Utiliza estos tres componentes: cuerpo, mente y espíritu, así como la fuerza vital que anima todas los seres vivientes (que los taoístas llaman Chi, o Qi).

ealch-s1

Durante la meditación los taoístas dirigen el Qi a varios órganos y a través de varios canales o meridianos con el fin de facilitar la curación, una mayor vitalidad, así como una vida larga y saludable. Ellos también están disolviendo áreas de Qi “estancado”, que puede ser la causa de todo tipo de dolores e incluso hasta de tumores. Ellos aprenden a respirar profundamente desde el vientre, ejercitando los músculos del diafragma y masajeando todos los órganos internos, desde los pulmones hasta el tracto digestivo. Aprenden a respirar movilizado la parte inferior y superior, masajeando los riñones y el corazón.

monkey

La meditación taoísta puede aquietar también la “mente del mono”, que es esa parte del cerebro que nunca se calla, que corre y salta de un pensamiento a otro como un mono excitado. Tal como una estación de radio, nuestras mentes están tan a menudo llenas de ruido externo que nosotros raramente oiremos esa calma, esa pequeña voz interior que puede darnos tanta información y guía de nuestro yo superior o naturaleza del Tao. Tan solo que nos tomemos unos pocos momentos al día para bajar el nivel de ruido y neutralizar sus efectos, puede traernos no sólo la serenidad de espíritu sino vías de comunicación desde el mundo del espíritu (que en occidente podía ser descrito como el mundo angélico).

La Meditación es a veces referida como práctica de discernimiento verdadero. Dirigiendo nuestra atención hacia el interior, podemos iluminar aquellas áreas ocultas de enfermedad, dolor, y tumulto emocional que tan a menudo están presentes en nuestras vidas. A través de la circulación de la luz dorada en nuestro interior podemos alcanzar ese estado de iluminación en donde nuestros problemas dejan de afectarnos como antes lo hicieran. Entonces podremos tomar decisiones desde un estado de calma, claro y equilibrado.

c1alch-s1

Otra importante diferencia en las prácticas de meditación de estilo taoísta es que se utilizan técnicas de meditación en movimiento, de pie, tumbado y sentado. Ser capaz de mantener el estado de meditación mientras uno está en movimiento, es una experiencia muy valiosa y poderosa, que puede ayudarnos a mantener el estado meditativo en nuestra vida diaria.

El principal interés del taoísta es ir con el flujo de la naturaleza, no gastando demasiada energía y terminando agotado. Tampoco no haciendo nada que no sea natural para el individuo. En chino a esto se le llama wu wei, a veces traducido como “no hacer”. Lo que realmente significa es ser tan sensible al momento que uno es capaz de hacer sólo la cosa correcta en el momento correcto, el cual puede incluir no hacer. Lo importante es no hacer nada en exceso, incluyendo la meditación. Una vez un maestro taoísta me dijo una vez que demasiada meditación ¡hará que se te caigan los dientes!

 ma-yuan-painting1

Lo que yo entendí que quería decirme (aunque tu nunca lo sabes ciertamente con estos maestros taoístas…), es que no moviéndote por largo tiempo hará que tu energía o Qi se estanque en tu cuerpo, causando toda clase de trastornos circulatorios. Hemos estado viendo que esto sucede en nuestro mundo moderno: en gente sentada todo el día delante de los ordenadores, para después continuar sentado delante de la televisión.

Sigue leyendo

GEORGES IVANOVICH GURDJIEFF – 5

G.I. GURDJIEFF – Entre el Chamanismo y el Tantrismo (V)

Gurdjieff es uno de los hombres que han levantado más controversias apasionadas. Se le han atribuido todas las bajezas, todos los cinismos, todos los poderes. Esta reputación estrepitosa tiene unas causas muy concretas. G.I.G. conocía la amplitud y el alcance de su ascendiente sobre los demás. Cuando se daba cuenta de que alguno de sus alumnos, demasiado subyugado por su personalidad, corría el peligro de perder su propia integridad, su libertad profunda, Gurdjieff no vacilaba en expulsarle. Por otra parte, definiéndose a sí mismo como un “profesor de despertar”, se esforzaba en provocar ese despertar por cualquier medio, incluyendo los shocks emotivos más violentos. Por último, la fachada social, su reputación, la opinión que los demás tenían de él era lo que menos le importaba. Su pintoresquismo bárbaro, su truculencia, eran técnicas de iniciación, más que rasgos de su carácter – lo que no resta nada a su fuerza vital realmente prodigiosa. Su acento exageradamente caucasiano y su hablar voluntariamente lleno de faltas – y sobre todo de groserías (“¡Vosotros – decía, por ejemplo – ser mierrdosos!”) – no era más que un medio de crear una tensión generadora de dinamismo interior. Podía expresarse perfectamente de un modo normal.

G6

Por supuesto, algunos de sus antiguos alumnos, sin duda los más impresionables y menos lúcidos, se fijaron sólo en las apariencias más superficiales de su comportamiento, y le atribuyeron, a menudo de buena fe, toda suerte de abominaciones. Pero hemos de insistir también en el hecho de que Gurdjieff aspiraba a un desarrollo integral del individuo y de todas sus facultades, englobando entre otras cosas al sexo y al conjunto de necesidades carnales. Esta escuela está muy cerca de las tradiciones chamánicas y tántricas más puras.

He aquí, sobre la vida íntima de G.I.G., el testimonio de Fritz Peters, un muchacho a quien el maestro había destinado a su servicio personal: “Gurdjieff (..) vivia como un animal (…); el desorden era a menudo tan enorme que muchas veces llegué a pensar que perseguía con ello algún fin (…); corría por entonces el rumor de que un buen número de personas venían a su habitación para algo más que para tomar café o coñac. El estado normal de esas piezas (su habitación y el baño), después de una noche, indicaba que allí se habían expresado casi todas las actividades humanas durante la noche anterior. Sin la menor duda, se había vivido en aquella habitación, en el pleno sentido de la palabra…”

El alma oriental en el arte de las alfombras.

El alma oriental en el arte de las alfombras.

Hasta 1933, la existencia de Gurdjieff prosigue a ritmo cada vez más frenético y estruendoso: París, Londres, Nueva York, y de nuevo al priorato. Bebe y devora como un ogro, habla durante horas, apostrofa e insulta a todo el mundo, baila, compone, medita y hace el amor. Todo en él es enorme, desmesurado. Sus discípulos a menudo se ofuscan y otras veces se enfurecen. No comprenden, aunque pocos son los que le abandonan. Se comienza a hablar de magia negra y de orgía. G.I.G. responde con invectivas, o estalla en una carcajada. Preguntándoles a los recién llegados el saldo que arroja su cuenta corriente, les dice: ¿Queréis salvar vuestra alma, y no estáis siquiera dispuestos a sacar vuestra cartera!”

Una simple mirada suya basta para desencadenar el orgasmo en mujeres desconocidas, vecinas de mesa en el restaurante o el café (hay numerosos testimonios que confirman este hecho).

Thomas y Olga de Hartmann

El matrimonio Thomas y Olga de Hartmann

En 1929, se pelea con los Hartmann – que continuarán considerándole como su maestro. ¿Tal vez les protege contra su propio ascendiente?

Gurdjieff en Fontainebleu

Gurdjieff en Fontainebleu

En 1933, vende el priorato: le faltan “verdaderos hombres”, dice, y prefiere disolverlo todo… A fines del mismo año, vuelve a los Estados Unidos, donde crea nuevos grupos.