Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 22

Solo se vive dos veces – Parte 22

CarlosCastaneda

LOS POBRES BEBITOS

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Conozco personas todo el tiempo que se mueren por contarme sus historias de abuso sexual. Un tipo me contó que cuando tenia 10 años, su padre agarro su pene y dijo, “¡Esto es para coger!” ¡Eso lo traumatizo durante diez años! Gasto miles en psicoanálisis. ¿Acaso somos tan vulnerables? Estupideces. ¡Hemos rondado durante cinco billones de años! Pero eso lo define a el: el es una “víctima de abuso sexual.” Mierda.

Cuando el hombre cayó de rodillas,

se convirtió en el imbécil que es hoy día

Todos somos unos pobres bebitos.

Don Juan me forzó a examinar cómo me relacionaba con la gente buscando que sintieran pena por mi. Ese era mi “único truco.” Tenemos un truco que aprendemos de pequeños y lo repetimos hasta que morimos. Si somos muy imaginativos, tenemos dos. Prende la televisión y escucha los programas de entrevistas: pobres bebitos a fin de cuentas.

Amamos a Jesús -sangrante, clavado a la cruz. Ese es nuestro símbolo. Nadie esta interesado en el Cristo que resucito y subió al cielo. Queremos ser mártires, perdedores; no queremos triunfar. Pobres bebitos, alabando al pobre bebito. Cuando el hombre cayó de rodillas, se convirtió en el imbécil que es hoy día.

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 21

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 21

Brujote emplumado

EL ÍNDICE DEL INTENTO

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

¿Cómo debo decir que te ves?”

Su voz se tornó suntuosamente absurda. Él era Fernando Rey, el burgués narcisista -con un pequeño toque de Laurence Harvey.

Podrías decir que me parezco a Lee Marvin.”

El crepúsculo caía en Roxburry Park. Se escuchaba el distante golpeteo constante de una pelota de tenis pegando contra un muro de cemento.

Leí un articulo una vez en la revista Esquire que hablaba acerca de la brujería en California. La primera línea iba así; ‘Lee Marvin está asustado.’ Cada vez que algo no va bien, puedes oírme diciendo “Lee Marvin esta asustado.”

Acordamos que describiría a Castaneda confinado a una silla de ruedas, con hermosos brazos y el torso “marcado.” Diría que usaba una fragancia de Bijan y el pelo largo enmarcando delicadamente una cara como la del joven Foucalt.

“Ellos hablaban de intentar la libertad,

intentar el cuerpo energético”

Él comenzó a reír “Conocí una vez a esta mujer, ahora da seminarios sobre Castaneda. Cuando se sentía deprimida, tenia un truco -una manera de salir de ello. Ella se decía a sí misma: ‘Carlos Castaneda parece un mesero mexicano’ Esto era todo lo que necesitaba para levantarse. ¡Carlos Castaneda parece un mesero mexicano! -inmediatamente refrescada. Fascinante. Que triste. ¡Pero para ella, era tan bueno como el Prozac!”

Había estado hojeando los libros de nuevo y quería preguntar acerca del “intento.” Era uno de los conceptos más abstractos, predominantes de su mundo. Ellos hablaban de intentar la libertad, de intentar el cuerpo energético -ellos inclusive hablaban de intentar el intento.

psyco energetics

No entiendo el intento.”

Tu no entiendes nada.” Me quede estupefacto “¡Ninguno de nosotros entiende! No entendemos el mundo, solamente lo manejamos -pero lo manejamos maravillosamente. Así que cuando dices ‘No entiendo,’ eso es solo una frase hecha. Tu nunca entendiste nada desde el comienzo.”

Me sentía con ganas de discutir. Hasta la brujería tenia una “definición funcional.” ¿Porque no podía darme una para “intento”?

No puedo decirte lo que es el intento, yo mismo no lo sé. Solo hazlo un nuevo índice categórico. Somos taxonomistas -¡cómo nos gusta tener índices! Una vez don Juan me pregunto: ‘¿Que es una universidad?’ Le dije que era una escuela para los estudios superiores. Él dijo. ‘¿Pero qué es una escuela para estudios superiores?’ Le dije que era un lugar donde la gente se reunía para aprender. ‘¿Es un parque? ¿Un campo?’ Me tenia. Me di cuenta que ‘universidad’ tenia un significado diferente para el que paga impuestos, para el maestro, para el alumno. ¡No tenemos idea de lo que es ‘universidad’! Es un índice categórico. Como ‘montaña’ u ‘honor.’ No necesitas saber lo que es ‘honor’ para moverte hacia él. Así que muévete hacia el intento. Haz un índice del intento. El intento es meramente darse cuenta de una posibilidad -de la oportunidad de tener una oportunidad. Es una de las fuerzas constantes en el universo que nunca llamamos -enganchándonos en el intento del mundo de los brujos, te das a ti mismo la oportunidad de tener una oportunidad. No estas enganchado al mundo de tu padre, al mundo de ser enterrado tres metros bajo tierra. Intenta mover tu punto de encaje. ¿Como? ¡Intentándolo! Brujería pura.

Muévete hacia él, sin entendimiento

¡Seguro! Intento es tan solo un índice -de lo más falso, pero completamente utilizable. Tanto como decir ‘Lee Marvin esta asustado.’”

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 20

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 20

psyco1

LOS INVITADOS LLEGAN

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

¿Que queda por explorar en este mundo?

Esta todo hecho y desgastado a priori. Estamos enlistados para la senilidad; espera por nosotros como magina, la enfermedad del río. Cuando era niño, escuché de ella. Una enfermedad de recuerdos y remembranzas. Ataca a la gente que vive a las orillas del río. Quedas posesionado por una añoranza que te empuja a moverte y seguir y seguir -a vagar sin sentido, sin parar. El río serpentea; la gente solía decir “el río esta vivo”. Cuando revierte su curso, nunca recuerda que corría de este a oeste. El río se olvida de sí mismo.

Había una mujer que solía visitar en una casa de retiro. Había estado ahí durante quince años. Por quince años ella se preparó para una fiesta que iba a dar en el Hotel del Coronado. Esa era su ilusión; ella se alistaba todos los días pero los invitados nunca llegaban. Ella finalmente murió. Quien sabe -quizá ese fue el día en que finalmente llegaron

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 19

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 19

Hina 2ac

BOICOTEANDO EL ESPECTÁCULO

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Que el punto de encaje del hombre este fijo en una posición es un crimen.”

Me senté con Taisha Abelar en una banca frente al museo de Arte de Wilshire. Ella no encajaba con la imagen que tenia yo de ella. Castaneda decía que ese era parte del entrenamiento de Abelar, ella había asumido diferentes personalidades -una de ellas había sido “la mujer loca de Oaxaca,” una libertina mendiga cubierta de mugre -atrás en sus días como actriz principiante en el Teatro de Acción de la Brujería.

Iba a llamar a mi libro El Gran Cruce pero pense que eso era demasiado Occidental”

El concepto Budista es bastante similar.” “Hay un montón de paralelos. Nuestro grupo ha estado cruzando por años pero solo recientemente hemos comparado notas – ya que nuestra partida es inminente. El setenta y cinco por ciento de nuestra energía está allá, el 25 por ciento aquí. Es por eso que tenemos que irnos.”

¿Es ahí donde estaba Carol Tiggs? ¿En el lugar del 75 por ciento?”

¿Quieres decir en la ‘Dimensión Desconocida?’”

Ella hizo una dramática pausa, entonces río.

“Cuando don Juan y su grupo partieron,

se fueron con la totalidad de sus seres.

Se fueron con las botas puestas.

Sentíamos a Carol Tiggs en nuestros cuerpos cuando ella se fue. Ella tenia una masa enorme. Era como un faro; una guía. Nos daba esperanza – un incentivo para continuar. Porque sabíamos que ella estaba ahí. Cada vez que me volvía auto-indulgente, la sentía dándome un golpecito sobre el hombro. Ella era nuestra magnifica obsesión.” “¿Por qué es tan difícil para el ‘simio’ hacer este viaje?”

Percibimos mínimamente; entre mas asuntos tenemos en este mundo, mas difícil es decir adiós. Y todos los tenemos -todos queremos fama, queremos que nos quieran. Por Dios, algunos tenemos hijos. ¿Por que querría alguien irse? Usamos una cubierta, protegidos, tenemos nuestros momentos felices que nos duran el resto de nuestras vidas. Conozco a alguien que fué Miss Alabama. ¿Es eso suficiente para mantenerla alejada de la libertad? Sí. Ser Miss Alabama es suficiente para sujetarla a un sitio. Era hora de hacer una de las Preguntas Importantes (había varias de ellas): ¿Cuando ellos hablaban de “cruzar al otro lado,” eso quería decir que con sus cuerpos físicos? Ella contestó que cambiar el Ser no significaba el ego Freudiano sino el Ser real, concreto -si, el cuerpo físico. “Cuando don Juan y su grupo partieron,” me dijo “Se fueron con la totalidad de sus seres. Se fueron con las botas puestas.

Hay un lugar sin a prioris – la segunda atención”

Ella dijo que ensoñar era el único terreno real nuevo de discurso filosófico -que Merleau Ponty se equivocaba cuando decía que la humanidad estaba condenada a prejuzgar en un mundo a priori. “Hay un lugar sin a prioris – la segunda atención.

el vuelo

Don Juan siempre decía que los filósofos eran ‘brujos incompletos.’ Lo que les faltaba era la energía para saltar mas allá de sus ideales.”

Todos cargamos con bultos hacia la libertad: Suelta el equipaje. Nosotros inclusive tuvimos que soltar el equipaje de la brujería” “¿El equipaje de la brujería?” No hacemos brujería; no hacemos nada, todo lo que hacemos es mover el punto de encaje. Al final, ser un brujo te atrapara igual que el ser Miss Alabama.”

Una mujer andrajosa, desdentada caminó arrastrando los pies hacia nosotros con postales para vender -La Mujer Loca de la Milla Milagrosa. Cogí una y le di un dólar. Se la mostré a Abelar; era un retrato de Jesús, riendo.

Un momento raro,” dijo ella.

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 18

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 18

Seed of Consciousness - 416831

ENSAMBLANDO LA CONCIENCIA

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Nos dirigimos en su camioneta hacia el barato edificio de departamentos donde Castaneda había ido a morir.

‘¿Que quieres de la vida?’

“Podríamos ir a tu viejo cuarto” le dije “y tocar a la puerta. Nada mas para ver que pasa” El dijo que eso seria llevar las cosas demasiado lejos.

“‘¿Que quieres de la vida?’ Eso es lo que Don Juan solía preguntarme. Mi respuesta clásica era ‘Francamente, Don Juan, no lo se.’ Esa era mi pose de hombre ‘pensativo’ -el intelectual. Don Juan me decía, ‘Esa respuesta podría satisfacer a tu madre, no a mi.’ Veras, no podía pensar -yo estaba en bancarrota. Y el era un indio. ¡Carajo, coño! Dios, tu no sabes lo que eso significa. Yo era cortes, pero yo lo veía por abajo de mi. Un día me preguntó si éramos iguales. Lagrimas brotaron de mis ojos mientras arrojaba mis brazos alrededor de el. ‘¡Por supuesto que somos iguales, don Juan! ¡Como puede decir tal cosa! Gran abrazo; yo estaba prácticamente llorando. ‘¿Lo dices en serio?’ me dijo. ‘¡Si, por Dios!­ Cuando dejé de abrazarlo dijo, ‘No, no somos iguales. Yo soy un guerrero impecable -y tu eres un imbécil. Yo podría resumir toda mi vida en un momento. Tu ni siquiera puedes pensar”

cuando los brujos ven energía,

la forma humana se presenta a si misma

como un huevo luminoso

Nos orillamos y estacionamos el auto debajo de unos arboles. Castaneda miraba el raído edificio con una extraña ebullicencia, asombrado de que aun siguiera ahí. Dijo que debía haber sido demolido hacia ya tiempo -que su perseverancia en el mundo tenia una rara especie de magia. Los niños jugaban con un gigantesco camión de bomberos de plástico. Una mujer vagabunda paso errante como sonámbula.
El no hizo ningún intento por quitarse. Empezó a hablar sobre lo que significaba “morir en el cuarto verde.” Para cuando dejo ese lugar, Castaneda era finalmente capaz de escuchar sin amarguras las premisas extrañas del viejo indio.

Don Juan le dijo que cuando los brujos ven energía, la forma humana se presenta a si misma como un huevo luminoso. Detrás del huevo- a penas a un brazo de distancia de los hombros -esta el “punto de encaje,” donde fibras incandescentes de conciencia se concentran. La manera en que percibimos el mundo esta determinada por la posición del punto de encaje. El punto de encaje de la humanidad esta fijo en el mismo lugar en cada huevo; tal uniformidad da cuenta de nuestra visión compartida de la realidad de la vida diaria.

Psyco-shaman

(Los brujos llaman a esta arena de conciencia “la primera atención”) Nuestra manera de percibir cambia con el desplazamiento del punto debido a heridas, golpes, drogas o durante el sueño, mientras dormimos. “El Arte de Ensoñar” sirve para desplazar y fijar el punto de encaje en una nueva posición, engendrando la percepción de mundos alternos -completos (“la segunda atención”).

Desplazamientos mas pequeños del punto dentro del huevo están aun dentro de la banda humana y son causantes de alucinaciones y delirios — o del mundo encontrado durante los sueños. Movimientos mas grandes del punto de encaje, mas dramáticos, jalan el “cuerpo energético” fuera de la banda humana a dominios inhumanos. Es ahí hacia donde don Juan y su grupo partieron en 1973 cuando “ardieron desde dentro,” llevando a cabo la impensable afirmación de su linaje: el vuelo evolucionario.

psychedelic_bay

Castaneda supo de civilizaciones enteras – un conglomerado de ensoñadores – que se habían desvanecido de la misma manera.

Me contó acerca de un brujo de su linaje que tenia tuberculosis – y que era capaz de desplazar su punto de encaje lejos de la muerte. Ese brujo tenia que permanecer impecable; su enfermedad pendía sobre él como una espada. No podía darse el lujo de un ego – él sabia que era precisamente ahí donde su muerte se plantaba esperandole.

Castaneda volteo hacia mí, sonriendo. “Hey…” Él tenia una extraña mirada efusiva, y yo estaba listo. Por tres semanas me había sumergido dentro de sus libros y su contagiosa presentación de posibilidades. Quizá este era el momento en el cual haría mi pacto con Mescalito. ¿O ya habíamos “cruzado a través de la niebla” sin yo saberlo?

“Hey,” dijo de nuevo, sus ojos brillando claramente. “¿Quieres ir a por una hamburguesa?”

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 17

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 17

verde

EL CRITERIO PARA ESTAR MUERTO

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Nunca había estado solo hasta que conocí a Don Juan. El dijo Déshazte de tus amigos. Ellos nunca te permitirán actuar con independencia -te conocen demasiado bien. Nunca serás capaz de llegar con algo nuevo ..devastador.” Don Juan me dijo que rentara un cuarto, entre mas sórdido mejor. Algo con pisos verdes y cortinas verdes que escurrieran orines y olor de cigarrillos. “Quédate ahí,” me dijo. Quédate solo hasta que estés muerto.” Le dije que no podría hacerlo. No quería dejar a mis amigos.

¿cual es el criterio para estar muerto?”

“Cuando ya no te importe mas

el estar acompañado o el estar solo.

El dijo “Bueno, entonces no puedo hablar contigo nunca jamas.” Agito la mano despidiéndome, una gran sonrisa. ¡Oh, vaya si me sentí aliviado! Este viejo loco -este indio- me había echado fuera. Todo el asunto se había solucionado tan a la perfección. Entre mas me acercaba a Los Ángeles mas desesperado me sentía. Me di cuenta que iba a casa con -mis “amigos.” ¿Y para que? Para sostener conversaciones sin sentido con aquellos que me conocían tan bien. Para sentarme en el sofá cerca del teléfono a esperar ser invitado a una fiesta. Repetición sin fin. Me fui al cuarto verde y llame a Don Juan “Oiga, no es que vaya a hacerlo -pero dígame, ¿cual es el criterio para estar muerto?” “Cuando ya no te importe mas el estar acompañado o el estar solo. Ese es el criterio para estar muerto.”

Me llevo tres meses el estar muerto. Me subía a las paredes desesperado por que un amigo me visitara. Pero me quede. Al final, me había desecho de suposiciones; tu no te vuelves loco estando solo. Te vuelves loco estando como estas, eso es seguro. Puedes contar con ello.

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.

Tributo a Don Juan & Carlos Castaneda – 16

Sólo Se Vive Dos Veces – Parte 16

nagual

LAS PARTES INTIMAS DE CARLOS CASTANEDA

(Carlos Castaneda, el legendario brujo habla con Bruce Wagner acerca de Don Juan, de la libertad, del ensoñar, y de la muerte – y las cosas graciosas que suceden camino al infinito)

Este no es un libro para gente.

Eso es lo que alguien que le ha conocido por años dijo sobre El Arte de Ensoñar. De hecho, es la corona del trabajo de Castaneda, un manual de instrucciones para un país sin descubrirse -el delineamiento de las viejas técnicas usadas por los brujos para entrar a la segunda atención. Como sus otros libros, es lucido y desconcertante, sin embargo hay algo cautivador acerca de este. Huele como si hubiera sido hecho en otro lado. Tenia curiosidad acerca de como había empezado todo.

Yo solía tomar notas, con don Juan -miles de notas. Finalmente, el dijo, ‘¿Porque no escribes un libro?’ Le dije que eso era imposible. ‘No soy un escritor.’ ‘Pero podrías escribir un librito de mierda, o no?’ Pense para mi mismo. ¡Si! Podría escribir un librito de mierda. Don Juan lanzo un reto: ‘¿Puedes escribir este libro, sabiendo que puede traer notoriedad? ¿Puedes permanecer impecable? Si te aman o te odian no tiene importancia. ¿Puedes escribir este libro y no rendirte a lo que te salga en el camino?’ Estuve de acuerdo. Lo haría. “Y cosas terribles me salieron en el camino. Pero las pantaletas no me quedaban.”

Le dije que no estaba seguro de su ultimo comentario, y se rió.

Ese es un viejo chiste. El auto de una mujer se descompone y un hombre lo repara. Ella no trae dinero y le ofrece sus aretes. El le dice que su esposa no le va a creer. Ella le ofrece su reloj pero el le dice que los bandidos se lo robarían. Finalmente, ella se quita las pantaletas para darle. ‘No, por favor,’ dice el. ‘No son de mi talla.’

Marzo 1994 Details Magazine – traducción Alfonso Estudillo R.